Home / Destacado  / Ladrones de Energía

Ladrones de Energía

¿Cuántas veces hemos querido hacer absolutamente nada y dejarlo todo para después?

Empoderamiento Personal

By Morris Silce

En Dónde | ¿Te ha pasado que llegas a tu casa, vas a la cocina por algo qué comer o tomar y te vuelves a dar cuenta del grifo que todavía sigue goteando o alguna de las puertas de la cocina está por caerse (y seguirán así porque no hay quién lo arregle)? Después te pasas a ver un poco de televisión para descansar del ajetreo del día, y al llegar a la TV sigues viendo el desorden de cables que no se ha ido y amenaza con seguir ahí (del dvd, sistema de sonido, la computadora, los conectores de mi laptop, etc…).

Desde el sillón en el que estás recostado puedo ver la ventana que le hace falta un poco de limpieza pero qué flojera ir por un trapo húmedo y tantito periódico para limpiar ese desperfecto.

A estos “desperfectos” les llamaremos “ladrones de energía”.

¿Cuántas veces hemos querido hacer absolutamente nada y dejarlo todo para después? Sinceramente lo considero necesario, vital hacer nada y dejarlo todo para después, es parte fundamental de podernos relajar, hacer algo que realmente nos atrae más e inclusive ¡¡¡ayuda para nuestro proceso creativo (si sabemos cómo encausar este último)!!!.

La cuestión de “hacer nada y dejarlo todo para después” es válida siempre y cuando no se convierta en un hábito, un hábito que cada vez que podemos eliminar esos pequeños ladrones de energía algo nos impide y preferimos hacer otra cosa (sin “importarnos” que los ladrones de energía sigan haciendo de las suyas en el día a día).

La determinación de tomar un fin de semana ó un día específico para dedicarnos al exterminio total de esos ladrones de energía es básico para complementar nuestra armonía, ya que, aunque  no lo creas, te hace sentir más libre y victorioso de que ya no se ven esos cables tan molestos, ya no gotea el grifo, el cajón está completamente arreglado, etc… Inclusive, si es algo que en definitiva no lo quieres hacer, mi recomendación es que contrates a alguien que lo haga (no tiene que ser un experto, puede ser algún familiar de confianza para acomodar tus cajones) y te aseguro que es dinero muy bien invertido.

Cuando permites que el ladrón de energía se sitúe y acomode en tu vida entonces llega a ser como la piedrita en el zapato, que al cabo del tiempo será solamente partícipe en hacerte sentir abrumado e incómodo al grado de no poder disfrutar tu cocina, cuarto de tv, terraza, carro, etc…

La mente

La mente es muy poderosa, y si esos ladrones de energía siguen siendo parte de tu vida, el inconsciente lo va a considerar como que está bien sentirte mal, está bien querer y no hacerlo, está bien dejar lo que te molesta, está bien sentirte incómodo y con malestar, etc…  De ahí que el día que quieres emprender algún proyecto o alguna relación, curiosamente te topas con pared porque está bien darte por vencido, está bien hacerlo mal, está bien justificar tus fallas, está bien soportar esa molestia, etc…

Recuerda que el buen juez por su casa empieza, por eso te invito y arregles esos desperfectos que no te dejan ser como realmente eres y que te impiden dar el paso a un mejor día.

Morris Silce:
Facebook
Twitter
morris.silce@gmail.com

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Email this to someone
email

¿Te gusto el artículo? Compártelo con el mundo

direccion@endonde.com.mx

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT