Home / Destacado  / Dificultades en empresas familiares en un día, a costo cero

Dificultades en empresas familiares en un día, a costo cero

  EnDónde| El pasado 15 de septiembre del año pasado, entró en vigor la adición a la Ley General de Sociedades Mercantiles que permite la existencia de las sociedades por acciones simplificadas, que en términos sencillos,

 

EnDónde| El pasado 15 de septiembre del año pasado, entró en vigor la adición a la Ley General de Sociedades Mercantiles que permite la existencia de las sociedades por acciones simplificadas, que en términos sencillos, es una sociedad que se tramita por Internet y sin necesidad de notario o corredor público. La puedes constituir con un solo accionista, en “un día” y a costo cero.

 

Este nuevo tipo de sociedad mercantil permite que los emprendedores y los empresarios se regularicen, le entren a la formalidad y puedan estar en mayores posibilidades de competencia en el rudo mercado del siglo XXI.

 

Este tipo de sociedad ya se puede constituir en el portal de www.gob.mx/tuempresa/sas siempre y cuando tengas tu firma electrónica emitida por el Servicio de Administración Tributaria y sepas quién o quiénes serán los accionistas que tendrán participación en la misma. Hasta aquí todo parece miel sobre hojuelas.

 

Y lo es hasta que nos topamos con una empresa familiar que quiere convertirse a la formalidad y tener las bases claras para su funcionamiento. Recordemos que las empresas familiares tienen un sentido emocional fortísimo debido a las relaciones que se tienen en el desarrollo de la misma porque los problemas del trabajo se llevan a la comida familiar o al bautizo o a cualquier evento social en el que esté la familia.

 

Una sociedad por acciones simplificadas no necesariamente constituye la opción más eficiente para una empresa familiar porque al momento de constituir una sociedad de este tipo, misma que está regida por acciones (diseñadas para su libre circulación en el mercado, como por ejemplo, en la Bolsa Mexicana de Valores), en primer lugar, dependiendo de cómo sean las relaciones internas familiares y en la empresa, se podrá optar el régimen de acciones o no en la empresa familiar, ya que las acciones representan solamente el capital aportado a la empresa, despersonalizándose a la empresa y por supuesto a la familia. Situación diferente en una sociedad de responsabilidad limitada, que se rige por las personas y el capital aportado, pudiendo hacer el núcleo familiar y el núcleo empresarial familiar más arraigado a los deseos y las prácticas que tenga tanto el fundador, como la familia en su conjunto.

 

De manera adicional, los acuerdos de la familia no se ven realmente materializados ya que solamente se utilizan los machotes ya pre-cargados en el sistema de la Secretaría de Economía, sin poder generar cláusulas adicionales o complementarias que estén relacionadas al Protocolo Familiar (documento en el que se establecen las reglas de operación y funcionamiento a nivel familiar, de la empresa) y que le den sustento para una adecuada estructuración.

 

Para evolucionar una empresa familiar, es necesario conocer los pros, los contras y los bemoles que puedan existir en el camino, y el inicio de este camino es la elección correcta del tipo de sociedad.

 

Para cualquier comentario acerca de evolución de empresas familiares, mándame un correo a rjrenero@landeban.mx.

 

 

 

Ricardo Renero

Director Landeban

www.landeban.com

Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Tumblr
Tumblr
Email this to someone
email

¿Te gusto el artículo? Compártelo con el mundo

rjrenero@landeban.mx

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT